La historia de Sophie's in Jupiter

Últimamente me han preguntado por la historia que hay detrás de la fundación de Sophie's in Jupiter, así que me he decidido a contarla directamente en nuestra web. Me gustaría decir que estaba ociosa en mi casa de campo cuando se me ocurrió fundar una linea de joyería sobre la astrología y las corrientes esotéricas occidentales, pero la verdad es que fue bastante menos aristocrático.

A los 16 años creé mis primeras piezas de bisutería y comencé a venderlas a mis conocidas y familiares allí donde iba, en el autobús del colegio, en la urbanización en la que veraneaba, en las reuniones familiares, etc. Gracias a este pequeño negocio fuí la primera de mis hermanos en tener una cuenta corriente. A los pocos años, cuando entré en la universidad, dejé de diseñar piezas aunque mantuve mi afición a los trabajos artesanales.

Muchos años después, durante mi segunda maternidad, y tras algunos años como directora de logística en una marca de moda, decidí tomarme un descanso y realicé algunos cursos y seminarios de joyería. Me di cuenta de que tenía latente esa pasión y que no se me había olvidado. Monté un taller en casa de mis padres donde pasaba horas y horas materializando todas las ideas que se me venían a la cabeza. Ahora no sabía ir por la calle sin fijarme en las joyas que llevaba la gente o cuando veía películas de dibujos con mis hijos, me encantaban las joyas que llevaban muchos personajes. Me costó mucho pero finalmente decidí crear mi propia marca de joyería cuidando ciertos principios básicos:

  • Disfrutar del trabajo diario haciendo joyas que me gustaría ponerme.
  • Ser sostenible trabajando con proveedores y materiales locales y haciendo piezas duraderas y con un diseño atemporal.
  • Facilitar el servicio para los clientes a través de la digitalización y la automatización.

El nombre de la marca, Sophie's in Jupiter, representa mi lado más soñador y ayuda a hacerse una idea de que los diseños vienen de un lugar desconocido dentro de mi pero en el espacio exterior. Por otro lado, en un sentido astrológico, Júpiter está asociado con los principios de crecimiento, prosperidad y buena fortuna, y de forma más personal a la justicia, los ideales y las metas más altas. Total, que si estás ahí querido Júpiter, manifiéstate, porque aquí hay trabajo muchacho.

Hablando de astrología, que no se me olvide comentaros que mi madre ha sido bruja, y que de ella he aprendido todo lo que sé sobre las corrientes esotéricas: la astrología, la quiromancia o el tarot. Desde pequeña siempre he sabido cuando era un buen momento para cortarse el pelo, firmar un contrato o crear un negocio, mirando mi carta astral y la posición actual de los planetas. Si, vale, igual ahora está de moda cortarse el pelo con el ciclo de la luna pero yo ya lo hacía en los ochenta.

A lo largo de mi vida también me han acompañado y ayudado las piedras naturales para destacar algunos aspectos de mi personalidad. En ocasiones he utilizado la piedra de mi signo o ascendente para potenciar sus características y en otras he elegido una piedra de otro signo cuyas habilidades quería mejorar. El caso es que en algún momento, durante mis viajes entre Júpiter y mi taller, se me ocurrió que en lugar de cargar con un cristal de amatista por las calles podía engastar una piedra con propiedades en mis joyas. Todo ventajas amigas.

Pero no soy una persona de quedarme ahí, y también me dije: "¿Por que no le damos a la marca un aire vetusto y exótico?" Así que, como siempre he considerado que en otra vida fuí egipcia y Egipto es probablemente el país que más he visitado y que más me ha inspirado, he empezado a crear una línea de joyas supermodernas reflejando lo que a mi me sugiere el Antiguo Egipto. En la colección se pueden ver piezas como la llave de la vida, que era el amuleto de muchos dioses egipcios, el escarabajo, que era un animal sagrado o las piedras de lapislázuli que se utilizaban para adornar los tronos de los faraones.

Teniendo en cuenta que soy ingeniera agrónoma era de esperar que acabara ideando piezas cuya protagonista es la naturaleza. Mi objetivo es imprimir la forma y la textura de lo que durante mis años de universidad ha sido objeto de estudio. Este es el trato y por ahora creo que estoy cumpliendo.

Bueno, pues además de desarrollar estas tendencias, también realizo personalizaciones y acepto encargos de lo que se os ocurra, muchas veces sois vosotros los que me aportáis nuevas ideas con vuestras propuestas, así que solo puedo agradeceros vuestra ayuda.

Esta es la pequeña historia de esta marca que ha surgido de la atracción por lo esotérico y la artesanía. En definitiva, esta soy yo y esto es lo que hago, gracias por leerlo.